Calcula el tamaño del televisor y su distancia

Más grande y más cerca suele ser mejor cuando se trata de elegir el televisor perfecto para tu habitación. El tamaño no solo influye en el precio de un televisor, sino que también tiene un gran impacto en la calidad de imagen percibida.

La ciencia detrás del tamaño y distancia del televisor


Para determinar la mejor distancia de visualización hay que tener en cuenta varios criterios. Aparte del tamaño, aspectos como la resolución e incluso la potencia de tu vista pueden afectar a la forma de ver la pantalla. Como la vista de cada persona es diferente, esto no es una ciencia exacta, sino más bien una guía general basada en principios científicos de visión y resolución.

CAMPO DE VISIÓN

Como las resoluciones que se encuentran hoy en día son casi exclusivamente 4k (Ultra HD), se necesita un televisor muy grande visto desde muy cerca para ver las imperfecciones relacionadas con la resolución. Por ello, puedes sentarte más cerca de tu televisor de lo que lo harías con resoluciones inferiores y tener una experiencia más envolvente. Piensa en ello como en una sala de cine: cuanto más llene tu vista el televisor, más inmersivo te parecerá.

Eso no significa que debas sentarte a un metro de distancia de tu televisor. Tener la pantalla más grande posible no siempre es lo ideal. El sistema visual humano tiene un campo de visión horizontal total de unos 200 grados, aunque una parte de él es visión periférica. Aunque tiene cierto sentido tener un televisor lo más grande posible para las películas, no todo el contenido está hecho para llenar todo el campo de visión. Esto se hace muy evidente si intentas ver los deportes de cerca fijándote en una sola parte de la pantalla, lo que rápidamente empieza a ser nauseabundo.

La Society of Motion Picture and Television Engineers recomienda sentarse a una distancia en la que la pantalla ocupe un mínimo de 30º del campo de visión para tener una buena experiencia.

En general, esta es una buena orientación, pero las personas que utilizan sus televisores principalmente para ver películas podrían beneficiarse de sentarse un poco más cerca para obtener una experiencia más parecida a la del cine. La posición de «referencia» SMPTE para las salas de cine y la recomendación THX es de unos 40°. Sin embargo, el ángulo de visión mínimo funciona bien para la mayoría de los usos, y sentarse a una distancia en la que la pantalla ocupe 30° de tu campo de visión horizontal debería ser cómodo para la mayoría de las personas.

También hay que tener en cuenta que este ángulo supone que una sola persona está viendo el televisor de frente a la altura de los ojos. No todos los salones cumplen exactamente estas condiciones, por lo que es mejor utilizarlo sólo como orientación.

Distancia al TV por tamaño en pulgadas

Nuestra herramienta de tamaño y distancia anterior se basa en la pauta de 30° que es adecuada para el uso mixto, pero puedes encontrar distancias para una variedad de tamaños a 40° aquí.

Tamaño de pantalla (pulgadas)Distancia de uso mixto recomendada
(30°)
Distancia recomendada para cine
(40°)
25″1,0m0,80m
30″1,25m1.0m
35″1,50m1,10m
40″1,70m1,20m
45″1,90m1,40m
50″2,00m1,50m
55″2,30m1,70m
60″2,50m1,80m
65″2,70m2,0m
70″3.0m2,20m
75″3,20m2,30m
80″3,30m2,50m
85″3,50m2,60m

RESOLUCIÓN ANGULAR

La resolución angular es el punto en el que el ojo puede «resolver» o distinguir detalles individuales en una imagen. Los expertos sugieren que una persona con una visión 6/6 puede distinguir detalles que están a 1/60 de grado de distancia. Nuestra capacidad para resolver detalles viene determinada no sólo por la agudeza visual, sino también por la distancia. A cierta distancia, dependiendo de tu vista, tus ojos no serán capaces de distinguir todos los detalles. Así, si te sientas demasiado lejos, tus ojos no podrán resolver la imagen, pero si te sientas demasiado cerca, esa imagen aparecerá pixelada. En el caso de las resoluciones más bajas, hay que sentarse un poco más lejos de lo preferible para no notar los píxeles, mientras que las resoluciones 4k y superiores te dan más libertad.

Por ejemplo, sentarse cerca de un televisor de 1080p puede parecer casi como mirar a través de una puerta de pantalla porque se pueden ver los píxeles individuales, aunque se esté reproduciendo una película HD de alta calidad de 1080p. Al aumentar la distancia al televisor también se incrementa la densidad de los detalles, lo que produce una mejor imagen. Como los televisores 4K tienen una densidad de píxeles tan grande, es mucho más difícil que se produzca este problema. Tienes que estar muy cerca de un televisor bastante grande para que los píxeles te distraigan notablemente.

Con los televisores de 8k, esa densidad aumenta aún más, por lo que es más difícil notar los defectos de la resolución a menos que estés sentado muy cerca. Sin embargo, esto también disminuye el punto en el que la diferencia percibida en la calidad de la imagen se hace perceptible. Como los píxeles son más densos con una resolución 8k, hay que sentarse más cerca para resolver realmente esos detalles. Por este motivo -dejando a un lado el contenido- el 8k sólo tiene sentido si quieres una pantalla realmente grande y piensas sentarte cerca de ella. Más información sobre la diferencia entre 4k y 8k.

Dicho esto, la vista de cada persona es un poco diferente, y la mayoría de los televisores ahora son al menos capaces de 4k, por lo que la agudeza visual no es realmente la mejor manera de encontrar la distancia correcta. En cambio, debería utilizarse para calcular lo más cerca que te puedes sentar de un televisor sin llegar a su límite de resolución.

¿Cómo interpretar el gráfico?

Este gráfico muestra el punto en el que una mejora de la resolución merece la pena en función del tamaño y la distancia al televisor. Cada línea representa la distancia de visualización óptima para cada resolución, pero cualquier televisor que esté dentro de la gama de ese color será apto para notar una diferencia en la calidad de la imagen. Así, por ejemplo, si tienes un televisor de 65 pulgadas, la distancia de visualización a la que el ojo puede procesar realmente los detalles del contenido 4k es de aproximadamente 1,5 metros. Sin embargo, cualquier distancia entre 4 y 8,5 pies será suficiente para apreciar la diferencia entre 4k y 1080p en un televisor de 65 pulgadas. Si te alejas demasiado, la imagen parecerá idéntica a la de 1080p HD.

El gráfico sugiere que, a partir de un determinado punto, puede que no merezca la pena la mejora de 4k UHD, por ejemplo, si estás sentado a más de 2 metros de distancia y tienes un televisor de 55 pulgadas. En realidad, esta tabla es sólo una guía, y como los televisores 4K se han convertido en el estándar, la cuestión de si merece la pena o no es discutible. Aunque tus ojos no sean capaces de notar la diferencia en un determinado momento, lo más probable es que tu próximo televisor sea un 4k de todos modos. Conocer la distancia de visualización óptima para la resolución puede ayudarte a determinar una configuración de la sala de estar que aproveche al máximo la resolución de tu televisor, pero como la resolución angular casi no es un problema con el contenido UHD, te recomendamos que utilices nuestra herramienta de cálculo en la parte superior de la página, que se basa en el campo de visión óptimo.

También está la cuestión de la compresión. Aunque veas contenidos HD presentados en alta resolución, habrá algunos artefactos debido al algoritmo de compresión. Los artefactos pueden aparecer de múltiples formas, como ruido, desenfoque o una imagen pixelada (véase la imagen de la derecha). Algunos artefactos pueden ser visibles incluso desde más lejos, por lo que hay que tener en cuenta que los números anteriores se aplican a medios perfectos sin comprimir. Los números muestran la distancia mínima a la que se empieza a perder la ventaja de la resolución.

Presupuesto

Probablemente estés pensando algo parecido a «Mi sofá está a 3 metros de mi televisor, lo que según la tabla significa que necesito un televisor de 75 pulgadas. Esto es una locura». Es cierto que si quieres aprovechar al máximo las resoluciones más altas, ese es el tamaño ideal que debes adquirir. Dicho esto, esto puede no ser posible para todo el mundo, lo que nos lleva al presupuesto.

El precio de un televisor suele ser exponencial a su tamaño. Pero el tamaño no es el único factor, ya que la resolución, el tipo de panel y las características también influyen. Por ejemplo, un televisor de 65 pulgadas como el LG CX OLED costará inevitablemente más que un televisor LED económico como el Hisense H8G, y ambos parecerán francamente baratos en comparación con un televisor de 8k como el Samsung Q900TS 8k QLED. Sin embargo, afortunadamente, a medida que la tecnología mejora y la disponibilidad de televisores de mayor resolución se amplía, los televisores más grandes se han vuelto más comunes y, por lo tanto, más asequibles.

Conclusión

Recomendamos un campo de visión de unos 30 grados para un uso mixto. En general, también recomendamos adquirir un televisor 4k, ya que cada vez es más difícil encontrar televisores de menor resolución. Para saber fácilmente qué tamaño deberías comprar, puedes dividir la distancia de visión de tu televisor (en pulgadas) por 1,6 (o utilizar nuestra calculadora de tamaño de televisor de arriba), lo que equivale aproximadamente a un ángulo de 30 grados. Si el mejor tamaño se sale de tu presupuesto, compra el televisor más grande que puedas permitirte. Al fin y al cabo, se trata de directrices y, dado que la mayoría de los televisores de hoy en día son 4k, no puedes equivocarte con el tamaño que te convenga, sobre todo porque la calidad de la imagen también depende mucho del contenido y de las condiciones de visualización. Lo ideal sería optimizar la capacidad de tu televisor adquiriendo uno lo suficientemente grande como para que puedas apreciar todos los detalles visuales que ofrece el 4k, pero, en última instancia, deberías verlo como te resulte más cómodo, sea cual sea el tamaño y la distancia. Puedes echarle un ojo a nuestro artículo sobre los mejores televisores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *